Té de apio, una infusión que actúa como diurético, ayuda en la digestión, provoca efecto de saciedad y además tiene acción antibacterial, según estudios científicos.

Este jugo es rico en vitaminas B1, B2 y B16, y en diversas sales minerales como fósforo, sodio, silicio, magnesio, zinc y potasio. Según el Departamento de Agricultura de EU, una simple porción de apio aporta el 6.5% del valor diario recomendado de potasio y el 3% del valor del calcio.



De igual forma, al ser rica fuente de agua (un tallo de apio tiene el 95% de líquido) y fibra es capaz de provocar una sensación de saciedad. Es por ello que se recomienda consumir el té en ayunas y antes de la comida.
Sólo necesitas
•Tres tallos de apio
•Un litro de agua y un limón
•Pon a hervir el agua, agrega los apios en trozos, lavados y desinfectados y déjalos 10 minutos para su cocción.
•Antes de tomarlo agrega el jugo de limón y listo.

La excelencia al alcance de todos