SANTIAGO.-La Fundación Unión Médica del Norte (FUMN), inició el sábado la jornada de Papanicolaou, la cual desarrollará durante todo el presente mes de febrero, a favor de pacientes familiares y relacionadas de la clínica Unión Médica.

Además del examen, al cual son sometidas las mujeres beneficiadas, también reciben orientaciones sobre la prevención y los chequeos rutinarios a los que deben someterse, para garantizar la salud de cada una de ella.

La presidente de la entidad, Ana Silvia Santos, destacó la importancia de este programa, porque le da la oportunidad de realizarse chequeos médicos a mujeres que no disponen de un seguro médico.

En el primer día de la jornada denominada “Amate a ti misma”, las participantes recibieron orientaciones de la doctora Hesell Villar, quien dictó una conferencia sobre las medidas preventivas y el seguimiento que deben mantener para conservarse y prevenir cualquier anomalía, que pueda surgir en su salud vaginal.

“Amate a tí misma”, no tiene ningún costo económico y se estará desarrollando durante los cuatro sábados de este mes, de febrero, donde además, las pacientes recibirán parte del tratamiento”, expresó Santos.

Manifestó que cada sábado están en capacidad de dar atenciones alrededor de 60 mujeres, a quienes se le hace el chequeo y se le entrega su resultado del Papanicolaou, las que tengan algún inconveniente se le da su tratamiento.

Santos explicó que esta iniciativa tiene como objetivo crear conciencia en las mujeres participantes sobre la necesidad de realizarse el chequeo rutinario, porque es la única forma de prevenir enfermedades.

Dijo que se trata de la quinta jornada en la que esperan atender unas 200 mujeres de escasos recursos económicos y que no están afiliadas a ningún seguro médico.

Como parte del programa médicos especialistas ofrecen sus servicios gratuitamente a las pacientes, quienes además recibieron medicamentos donados por laboratorios farmacéuticos.

Explicó que la labor educativa y de prevención tiene por finalidad mantener la población femenina sana, contribuir con la salud de personas de escasos recursos y educar en la salud.

Aportes:
La clínica Unión Médica en el proceso de proyección social y ayuda a los más necesitados y en reconocimiento de su deber de devolver a la sociedad parte de lo recibido, cuenta con la Fundación Unión Médica, como brazo social.

Esta entidad sin fines de lucro que apoya a las personas de nuestra sociedad, que teniendo un plan básico de salud, éste no logra cubrir en su totalidad las enfermedades tratadas en esta institución.

También, la fundación ayuda en los programas de promoción y prevención de las enfermedades que afectan más frecuente a la población.



De ésta manera, ayuda a tener una comunidad más sana, haciendo grandes esfuerzos en la prevención de enfermedades que causan gran deterioro económico, familiar, emocional y social como el Cáncer de Mama, Próstata, Cuello Uterino, la Hipertensión, la Obesidad, la Diabetes, entre otras, brindando valores de visión de servicio, respeto, responsabilidad, calidez y solidaridad.

Con esta iniciativa pretende llevar aliento y esperanza a aquellas personas que lo necesiten, contando con la colaboración de empresas amigas, que contribuyan a aliviar la carga familiar del dominicano.

Manteniendo un compromiso de llevar la salud y el bienestar a las familias dominicanas, logrando obtener “La Excelencia Al Alcance de Todos”.

Historia:
Durante más de 60 años, la prueba de Papanicolau ha salvado a millones de mujeres, al detectarse alteraciones en el cuello de la matriz, algunas de las cuales pudieron haberse convertido en un tumor maligno.

Actualmente está disponible un nuevo proceso que perfecciona la técnica de este examen clínico e incrementa en 65 por ciento la detección temprana de lesiones.

El Papanicolaou convencional, descubierto en 1940, es un mecanismo disponible para la prevención del cáncer cérvico uterino cuya probabilidad de error en el diagnóstico es hasta de 50 por ciento.

Además de que apenas se utiliza 20 por ciento de la muestra tomada del cérvix, explicó Alfonso Gutiérrez Nájar, profesor titular de la especialidad en biología de la reproducción humana por la UNAM y el Hospital Ángeles del Pedregal.

Destacó la importancia de la prueba, dado el alto índice de mortalidad provocado por el tumor maligno. Al año se registran alrededor de 4 mil decesos, lo que coloca a México en el segundo lugar a escala mundial en cuanto al número de fallecimientos.

Aunque desde hace casi una década, el gobierno federal ha impulsado la prevención y detección oportuna del cáncer cérvico uterino, los avances han sido limitados.

El especialista comentó que, entre otros factores, se debe a los falsos negativos arrojados por el Papanicolaou convencional, de los que 90 por ciento ocurren por la deficiente calidad de la muestra citológica y de su preparación.

La excelencia al alcance de todos