Para asegurar unas vacaciones con salud, es fundamental una buena planificación, sobre todo si se viaja con niños, mayores o con personas con alguna enfermedad crónica.

Preparar unas vacaciones, aunque sean cortas como las de Semana Santa, lleva su tiempo. Para asegurarse el éxito, lo mejor es no dejar nada al azar, más aún si se viaja en compañía de niños o personas mayores. Saber qué debería contener un botiquín de viaje o documentos son imprescindibles para viajar con total seguridad.

En este artículo se aportan cinco aspectos que hay que tener en cuenta para viajar con salud en Semana Santa.

 

Los consejos dados por el Ministerio de salud incluyen consejos de alimentación, cuidados de la piel, y prevención de enfermedades como el dengue.

Si usted va a viajar en ésta época cumpla con las recomendaciones del Ministerio.

Recuerde siempre:

-Lavarse las manos con agua y jabón antes de preparar alimentos y antes de consumirlos.

- Lavarse las manos después de ir al baño o de hacer un cambio de pañal.

- Consumir únicamente agua potable, puede ser embotellada, hervida o purificada.

- Mantener aseado el lugar donde prepara los alimentos.

Para el consumo de alimentos:

- Compre sus productos en lugares de confianza, que garanticen las condiciones de la cadena de frío.

- Verifique y consuma los productos antes de la fecha de vencimiento.

- No reciba alimentos o bebidas a personas desconocidas.

Productos de pesca o mariscos:

- Compre en establecimientos confiables, que cumplan las condiciones higiénicas para esta actividad.

- El pescado fresco debe estar refrigerado. Si compra el producto y no lo va a consumir de inmediato, manténgalo refrigerado hasta el momento de su consumo.

- Verifique que el pescado cumpla con las siguientes características: ojos salientes y brillantes, agallas rojas claras, escamas firmes y brillantes, textura firme al presionar y olor característico.

- El pescado seco debe presentar color entre blanco y amarillo sin manchas rojas y su olor debe ser característico y no aromatizado.

Alimentos enlatados:

- Las latas deben estar limpias y sin presencia de escurrimientos.

- La etiqueta deben estar bien adherida a la lata, íntegra y nítida.

- Cerciórese que cada lata, cuente en su rótulo con información sobre lista de ingredientes y revise la fecha de vencimiento. No consuma el alimento enlatado si ya está vencido.

- Revise que las latas no estén infladas, ya que existe una alta probabilidad de que el producto no sea hermético y esté contaminado con bacterias, que puede afectar seriamente su salud.

- Revise que la lata no presente óxido en ninguna de sus partes, ni fisuras u otras señales de adulteración o deterioro.

Alimentos crudos:

- Frutas y verduras deben lavarse con abundante agua antes de consumirlos o prepararlos.

- Protéjalos tapándolos o refrigerándolos.

- Si es necesario, cocínelos bien y preferiblemente no consuma las verduras crudas.

Protéjase del dengue

Para prevenir su contagio:

- No deje aguas estancada

- Mantenga recipientes domésticos de agua potable cubiertos con una tapa y realizar lavado y cepillado semanal de éstos.

- Utilice toldillos preferiblemente tratados con insecticidas al momento de dormir.

- Disponga adecuadamente los desechos de residuos sólidos (basuras) y otros que puedan convertirse en potenciales criaderos de insectos.

- Elimine el agua acumulada en botellas, latas y llantas abandonadas.

-Cambie el agua y floreros mínimo cada 8 días.

- Rellene de tierra o arena los huecos de los árboles o llantas o botellas que puedan acumular agua y por consiguiente convertirse en criaderos de mosquitos.

- Si en su residencia o albergue hay bebederos de animales, cambie el agua diariamente.

- Evite acampar en una zona endémica conocida de enfermedades transmitidas por vectores, a menos que se utilicen las medidas de protección personal como: usar ropa adecuada como camisa manga larga y pantalones, uso de repelente, no exponerse a las horas de alta presencia de insectos.

- Si presenta fiebre, dolor de cabeza, muscular, articulaciones y puntos rojos en la piel acuda de inmediato a una institución de salud.

- Evite la exposición a las picaduras de mosquitos en las horas donde éstos son más activos, es decir, en la madrugada, entre 5 y 6 de la mañana y al atardecer, entre 5 y 6 de la tarde.

Cuidados con la piel

La exposición al sol durante tiempos prolongados sin ningún tipo de protección, puede traer como consecuencia quemaduras solares y a largo plazo cáncer en la piel.

Para evitarlo tenga en cuenta:

- Aplique sobre la piel protector solar cada vez que se va a exponer al sol y use además protector para los labios.

- La exposición al sol debe ser de manera gradual y preferiblemente no hacerlo entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, ya que a esas horas los rayos ultravioletas se reciben de manera más intensa.

- Use camiseta y gorra o sombrero. Así protege la cara, el cuello y partes del cuerpo que pueden estar expuestas durante el día a los rayos del sol.

- Use gafas de sol. Puede prevenir enfermedades oculares.

 

 

http://www.semana.com

La excelencia al alcance de todos