La Organización Mundial de la Salud quiere incidir en el mensaje de que esta enfermedad se puede prevenir y tratar.

El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, nos ofrece una oportunidad única para movilizar la acción en torno a un tema de salud específico que preocupe a las personas de todo el mundo.

La depresión afecta a unos 350 millones de personas en el mundo, una enfermedad que, según recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede prevenir y tratar.

Con motivo del Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril y que este año se centra en la depresión, la OMS quiere incidir en el mensaje de que esta enfermedad se puede prevenir y tratar.

Insiste en que la depresión es diferente de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana.

Esta enfermedad puede convertirse en "un problema de salud serio", especialmente cuando es de larga duración y de intensidad moderada a grave, causando gran sufrimiento y alterando las actividades laborales, escolares y familiares. Y que, en el peor de los casos, lleva al suicidio.

La mayoría de enfermos no son correctamente diagnosticados

 OMS recuerdan que la mayoría de estos enfermos no son correctamente diagnosticados y que entre los obstáculos para una atención eficaz están la falta de recursos y de personal sanitario capacitado, la estigmatización de los trastornos mentales y la evaluación clínica inexacta.

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos y quienes han pasado por circunstancias vitales adversas (desempleo, luto, traumatismos psicológicos) tienen más probabilidades de sufrirla.

Consejos

Entre otras cosas, aconsejan hacer ejercicio, mantener una alimentación equilibrada, dormir lo suficiente, tomarse tiempo para apreciar las cosas, aprender cosas nuevas, alejarse de ruidos y luces intensas, apoyarse en amigos y familiares y convertir el tiempo libre en una prioridad.

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo actividades cotidianas.

 

http://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/4752004/dia-mundial-salud-2017-lema-hablemos-depresion/

La excelencia al alcance de todos