28
Dic

Síntomas y signos de la leptospirosis

Publicado en Noticias
por Michelle Cordero

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa que se transmite de los animales al ser humano. La infección puede producir desde fiebre hasta la afección de múltiples órganos, causando incluso la muerte.

El periodo de incubación, es decir, el tiempo que va desde que entra la leptospira en la sangre y la aparición de síntomas de la leptospirosis, suele ser de 7 a 12 días (pero puede oscilar entre 2 y 20 días). La infección se puede mostrar de tres maneras:

En la mayoría de los casos, aproximadamente un 90%, se produce una enfermedad leve, sin ictericia (coloración amarillenta de la piel y de las mucosas debida al depósito de bilirrubina en las mismas, causada por la presencia elevada de bilirrubina en la sangre).En algunos casos, aproximadamente un 15%, la infección pasa desapercibida infección subclínica y solo se puede diagnosticar al analizar los anticuerpos: la persona pasa de no tener anticuerpos frente a leptospiras a tenerlos (seroconversión).En una minoría de casos menos del 5%, se desarrolla una forma grave de la enfermedad, que puede incluso causar la muerte, llamada leptospirosis ictérica o enfermedad de Weil.

La forma típica de la leptospirosis tiene dos fases que, a su vez, coinciden con dos fases de fiebre: la primera fase o septicémica (cuando la leptospira se puede detectar en la sangre) dura entre 4 y 7 días; después, entre los días 7 y 10, la fiebre prácticamente desaparece, y luego la fiebre reaparece en la segunda fase o fase inmune, que puede durar entre 4 y 30 días.

A veces, estas dos fases son indistinguibles: en la forma leve, porque la segunda fase es muy breve o no existe; y en la forma grave, porque las dos fases, septicémica e inmune, se funden, mostrando síntomas y signos muy graves de manera continua. Desde el punto de vista clínico se consideran dos formas de la enfermedad causada por leptospiras: la leptospirosis anictérica (sin ictericia) y la leptospirosis ictérica o enfermedad de Weil.

Su cuadro clínico...

Incubación aprox. De 1-2 semanas

2 Fases:

1era Fase:
Síntomas similares a los del resfriado común, con una presentación clínica que es muy similar al Dengue, Fiebre amarilla, Malaria, Influenza

Caracterizada por: Fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular, inapetencia, vómitos, diarrea entre otros.

2da Fase

Fase de mayor gravedad, dependiendo del grupo serológico bacteriano; donde se presenta otros síntomas como: Irritación conjuntival, Irritación meníngea ,Rigidez de nucaI, insuficiencia renal, Ictericia, Hemorragias intestinales o pulmonares, Arritmia o Insuficiencia cardíaca, Dificultad para respirar

El 90 % desarrolla la forma anictérica.

La excelencia al alcance de todos